Latest News From Our Blog

7 de abril del 2022

By Kimberly Hobbs

EMPODERANDO VIDAS CON PROPÓSITO:
“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.” (Mateo 22:37)
La profundidad de conocer a Jesús es amarlo con nuestro corazón, abrazándolo intelectualmente con nuestra mente.
Muchas veces me encuentro tratando de razonar con las cosas que veo que suceden a mi alrededor con las cosas que sé y entiendo que son verdad. Sé que Moisés estaba en constante confusión con los hijos de Israel, que lo molestaban continuamente por lo que sucedía a su alrededor. Pero qué dijo Dios por medio de Moisés… “haremos todo lo que el Señor ha dicho; obedeceremos.” (Éxodo 24:7)
Mujer de Dios, no es un regateo con Dios cuando queremos a nuestra manera. Es decir en voz alta: “Dios, lo que sea que ordenes, estoy dispuesta, lo haré”.
Puede que no entendamos el torbellino de nuestras semanas, o el malestar en el matrimonio de nuestros amigos, o los corazones rotos de nuestros hijos, pero decimos “sí” a Dios y le obedecemos.
A pesar de las expresiones de los que nos rodean y de lo que vemos con nuestros ojos, no quitemos nuestra fijación de Jesús que dirigirá nuestros pasos con propósito. Él nos ama completamente y nunca nos dejará caer. Su manera es la mejor manera.
Ámalo con toda tu fuerza, poder e inteligencia a pesar de lo que el enemigo pueda influir en ti a través de las emociones frente a ti. Somos mujeres y la dinámica se desarrolla cuando actuamos sobre las frustraciones de lo que está sucediendo frente a nosotros. Cuando Jesús es tu amor, tu enfoque, tus frustraciones del día pronto desaparecerán y te quedarás con alegría y entusiasmo por Su gran amor por ti. Intentalo. Sumérgete en Su amor leyendo Sus palabras para ti en las Escrituras y pronto olvidarás las aflicciones del mundo.