Latest News From Our Blog

22 de mayo del 2023

By Kimberly Hobbs

EMPODERANDO VIDAS CON PROPÓSITO:
Dios se ha instalado dentro de cada una de nosotras que hemos aceptado a Cristo como nuestro Salvador. ¿Vivimos así? ¿Hablamos así? ¿Nos comportamos como si tuviéramos al Dios del universo morando dentro de nuestros cuerpos mortales?
“¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en medio de vosotros?” (1 Corintios 3:16)
Me encerré en mi misma, para reflexionar en algunas de las acciones pecaminosas que cometí cuando me llamé cristiana  hace muchos años atrás, y viví para mí misma. Mi mente estaba enfocada en mí y no en quién residía dentro de mí. Cuando vino el verdadero arrepentimiento y me alejé del pecado y lo confesé por lo que era, fui libre. Libre de la vergüenza del pecado, mi enfoque en las cosas mundanas y los deseos cambiaron porque sé con certeza que Jesús vive dentro de mí y nunca me he desviado desde entonces.
Ahora sé que la forma más rápida de redirigir mis pensamientos es recordar algunas de las formas pecaminosas en que lastimé a mi Señor con mi cuerpo y cuánto le tomó a Él perdonarme–el costo de Su Hijo, el regalo gratuito para mí, pero el tremendo costo del Salvador.
Susurro Su Nombre y rápidamente digo lo siento y llega el perdón. Él me devuelve al amor, la luz, la paz y la alegría interior.
Que todos nuestros momentos vivos reflejen tiempo con Dios en el interior.