Latest News From Our Blog

1 de abril del 2021

1 de abril del 2021

By Kimberly Hobbs

EMPODERANDO VIDAS CON UN PROPÓSITO:
En cada acto de pecado que cometemos, es una rebelión total contra Dios. Soy aquella que trató de suavizar mi pecado en una época en la que vivía una vida hipócrita. Muchos tratan de suavizar su pecado creyendo que su pecado es “pequeño”. (Más pequeño que los demás). Ese es un engañador que viene directamente del infierno.
“Porque Dios ve todo lo que haces y Sus ojos están bien abiertos mientras observa cada hábito que tienes. Ten cuidado de que tus pecados no te alcancen y las cicatrices de tu propia conciencia se conviertan en las cuerdas que te atan”. (Proverbios 6: 21-22)
Esto es algo serio señoras, por favor no minimicen el pecado. Debemos ser conscientes de que el enemigo busca devorarlas con sus mentiras. ¡Deshazte del pecado que te hace tropezar tan fácilmente!
La gracia de Dios es más grande que cualquier pecado que cometas, ya sea grande o pequeño, y Él está listo para perdonarte. Si eres un hijo de Dios, no eres un esclavo del pecado. Has sido liberado por medio de Jesucristo.
Por la gracia de Dios, a través de la obra terminada de Cristo en la cruz, puedes tener la victoria sobre el pecado más pequeño que crees que estás cometiendo o el pecado más grande que parece que no puedes superar.
“Mi vieja identidad se ha crucificado con el Mesías y ya no vive; porque los clavos de Su cruz me crucificaron con Él. Y ahora la esencia de esta nueva vida ya no es mía, porque el Ungido vive Su vida a través de mí – vivimos ¡en unión como uno! Mi nueva vida está fortalecida por la fe del Hijo de Dios que me ama tanto que se entregó a sí mismo por mí y dispensa su vida en la mía “.
¡Esto es tan increíble! Sigue leyendo …
“No desecho la gracia de Dios. Si la justicia se obtuviera mediante la ley, Cristo habría muerto en vano».” Gálatas‬ ‭2:20-21‬ ‭NVI‬‬
Confiesa los llamados “pequeños pecados”. Cristo murió por ellos.
El mal genio, la ira, el control, la mentira, la amargura, la falta de perdón, la pereza, etc … ¡son tan malos como los que etiquetamos como grandes! Dios te ama y abre sus brazos para perdonar.