Latest News From Our Blog

20 de septiembre del 2022

20 de septiembre del 2022

By Kimberly Hobbs

EMPODERANDO VIDAS CON PROPÓSITO:
Cada uno de nosotras trae su propio exceso de “equipaje” a la vida cristiana.
y sin grandes ajustes (que todos necesitamos), terminamos cargando el peso y no experimentando la “vida abundante” que Dios quiere que tengamos. ¿Cómo podemos hacerlo si todavía nos aferramos a nuestro “equipaje” innecesario?
No hay dos de nosotras iguales, entiende esto. Venimos en todas las formas y tamaños y con todos los diferentes intereses, dones y habilidades.
Así que debemos aprender a seguir a Jesús desde nuestra propia individualidad, pero dejando atrás el llamado “equipaje” pesado y oneroso. El equipaje de cada uno es diferente.
Jesús te alcanzará y te tocará como mujer, llamada a pertenecerle. Él suplirá todas tus necesidades, sanará tu enfermedad y te mostrará amor mientras te enseña cómo dar fruto.
“El que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.” (Lucas 14:26)
Y… sobre nuestro equipaje…
“Cualquiera de ustedes que no renuncie a todo lo que tiene no puede ser mi discípulo.” (14:27)
Jesús puso la barra más alto de lo que cualquiera de nosotros puede saltar por su cuenta. Debemos aferrarnos a Sus enseñanzas, amarnos los unos a los otros, dar frutos pero renunciar a todo nuestro exceso de equipaje y llevar nuestra propia cruz y seguirlo. ¿Podemos hacerlo?
Jesús simplemente nos pide que cambiemos nuestras prioridades de lo que antes era importante para nosotras; a Su abundancia fructífera, proveedora de amor y transformadora de vidas, que es mucho más fácil de llevar que cualquier “equipaje” al que sigamos aferrándonos.