Latest News From Our Blog

12 de marzo del 2022

12 de marzo del 2022

By Kimberly Hobbs

EMPODERANDO VIDAS CON PROPÓSITO:
Una relación madre/hijo es la más sensible y tierna de las relaciones. Nosotras, como mujeres, somos particularmente vulnerables al engaño dentro de este círculo de influencia que tenemos, de muchas maneras.
Debemos entender que satanás tiene un vasto arsenal de mentiras para engañarnos como mamás que están teniendo hijos y/o tienen hijos.
El enemigo usará mentiras y promoverá mentiras para mantenernos atados, ya sea que tengamos hijos o los estemos esperando. Si no tenemos cuidado de romper esto, estas mentiras pueden transmitirse por generaciones. Piensa en algunas mentiras a las que tu familia del pasado se ha aferrado. ??? ¿Ha paralizado a su familia con dolor?
La biblia nos enseña que
Los niños son una bendición de Dios.
 Génesis 1:28
Los hijos son una herencia del Señor, un regalo de Dios para nosotros.
Salmo 127:3
Los niños dan propósito, significado y alegría a nuestras vidas Proverbios 23:24
Hijos venid del Señor..
 Hebreos 2:13
Dios espera que criemos a los hijos en la disciplina e instrucción del Señor. Génesis 18:19 Efesios 6:4
Necesitamos elegir permitir que Dios sea el Señor en el área de nuestros hijos, cualquiera que sea la edad que tengamos y la de ellos. Dios da palabra acerca de nuestros hijos. Debemos orar con sabiduría divina sobre ellos. Ore por discernimiento y por su deseo de honrar al Señor.
Ore contra el engaño, la frustración y la falta de sabiduría en todas sus áreas de la vida a medida que continúan creciendo hasta una edad madura.
La oración es vital para refutar las mentiras del enemigo que se derraman sobre ti y también se infiltran en la mente de tu hijo día a día.
Rompe todas las maldiciones generacionales con la VERDAD. Párate fuerte. ¡La palabra de Dios es verdad! Quita el peso de la tarea de tus cansados ​​hombros y recuerda lo que sabes que es verdad. ¡La palabra De Dios! Se destaca. Dios cambia los corazones de los niños a través de la verdad del evangelio. Jóvenes y mayores, Él escuchará tu oración de ayuda cuando la necesites desesperadamente.